Did You Know?

Tecnología sin contacto

Loading watson media player

En la actualidad, la higiene es más importante que nunca, sobre todo en los aseos y los cuartos de baño, tanto en espacios privados como públicos. La mayor necesidad de higiene hace que se cuestionen las rutinas de lavado de manos. Hoy, más que nunca, tener que tocar un grifo, especialmente en un baño público, no es una opción atractiva. Los grifos sin contacto, como alternativa, no son nuevos. Pero el cambio de conciencia sobre la higiene pone estos productos en el punto de mira.  

Pero, ¿qué es la tecnología sin contacto? 

La tecnología sin contacto funciona con sensores, por lo que también se denomina tecnología de infrarrojos. Un sensor es un instrumento que convierte elemento físico en una señal eléctrica. Para ello, es necesario combinar la ingeniería electrónica con la ingeniería mecánica, la física y la química. Por lo tanto, la comprensión de la tecnología de sensores en sí misma requiere un conocimiento de fondo multidisciplinar.   

¿En qué ámbitos se utiliza la tecnología sin contacto? 

Además de las aplicaciones en la ingeniería de procesos, la electrónica y la informática, así como en la termografía y la medicina, la tecnología sin contacto se utiliza a menudo en las instalaciones sanitarias. En este campo es muy conocido el uso de sensores en grifos y placas de descarga de inodoros. 

¿Y cómo funciona la tecnología sin contacto? 

Existe una amplia gama de sensores y tipos de sensores, pero los sensores pueden explicarse básicamente de la siguiente manera: Los sensores pueden detectar la cantidad de propiedades de un objeto medido y convertirla en una señal legible, que a su vez puede mostrarse en un instrumento. 

Un diodo de transmisión emite constantemente pulsos de luz (infrarrojos), cuyo alcance puede ajustarse. 

Si las manos del usuario se encuentran bajo el caño, los impulsos luminosos se reflejan y se convierten en una señal eléctrica.

La señal abre la válvula. En función del ajuste electrónico, el agua comienza a fluir.

En cuanto la mano sale del rango del sensor, el diodo deja de recibir y la electroválvula se cierra.

¿Por qué los grifos sin contacto? 

Dos de los principales argumentos a favor del uso de grifos sin contacto son: 

-La tecnología sin contacto mejora la higiene 

En pocas palabras, los grifos sin contacto mejoran la higiene. De este modo, se puede minimizar la transmisión de gérmenes por contacto. Además, la descarga automática adicional reduce el riesgo de proliferación de legionela mientras no se utiliza el agua. Una guía de agua interior optimizada, la desinfección térmica contra los gérmenes y el enjuague higiénico automático mejoran no sólo el uso, sino también la higiene del agua.  

-Prevención del desperdicio de agua gracias a la función de abrir-cerrar 

Gracias a la función automática de abrir-cerrar el grifo, el agua sólo fluye cuando alguien tiene las manos debajo del grifo. Por lo tanto, esta función garantiza la prevención del desperdicio de agua, el aumento de la eficiencia energética y la facilidad de uso sostenible mediante la activación, sin contacto, del flujo de agua por el movimiento de la mano. Esta función es posible gracias a una tecnología de sensores fiable y precisa.   

-¿En qué ámbitos son necesarios los grifos sin contacto? 

En algunos ámbitos, las normas y directivas europeas exigen que, en base a las normas de higiene, no se utilicen grifos convencionales grifos. Este es el caso, por ejemplo, del sector médico. Las griferías sin contacto reducen el riesgo de infección y la transmisión de gérmenes.  En las empresas lácteas y cárnicas, reducen el riesgo de contaminación de los productos y la propagación de enfermedades.  Las griferías sin contacto también son útiles en hoteles y restaurantes. Mejoran los niveles de higiene en las zonas públicas, así como la eficiencia económica, ya que el agua sólo fluye cuando se necesita. Lo mismo ocurre en los hogares.  

-¿Y qué opciones incluyen los grifos sin contacto? 

La instalación "plug and play" garantiza que la grifería sea fácil de montar y esté lista para su uso en sólo unos minutos. De forma manual o mediante un mando a distancia, se pueden seleccionar fácilmente diferentes ajustes, como el rango de detección del sensor o el modo de limpieza que se puede establecer al limpiar el lavabo. Ambas opciones sirven para evitar el consumo innecesario de agua. A ello contribuye también la posible variación del retardo de desconexión, que puede ajustarse. 

Algunos productos seleccionados son incluso capaces de comunicarse con los teléfonos inteligentes a través de Bluetooth. De este modo, es más fácil controlar los datos de consumo y también poder configurar diversas funciones con el smartphone. 

Además, es posible elegir entre grifos alimentados por la red eléctrica o por baterías. La larga vida útil de 7 años, sin necesidad de cambiar la batería, es claramente un punto positivo a destacar. 

En definitiva, la mejora de la higiene está garantizada principalmente por el funcionamiento sin contacto. Sin embargo, también hay otros factores que pueden contribuir a una higiene óptima, como los ciclos regulares de limpieza automática del sistema de tuberías, cuya duración y frecuencia pueden ajustarse.  

Así, se puede afirmar que la tecnología sin contacto tiene un alto potencial de ahorro en el ámbito de las instalaciones sanitarias. Especialmente en lo que respecta a la higiene y el ahorro de agua, las griferías sin contacto son especialmente eficientes y en consecuencia deberían elegirse.

Más episodios

Stock picture_work on laptop
Did You Know: Disrupción digital
Stock picture_coins
Did You Know: 5 razones para ahorrar agua
Stock picture Masks
Did You Know: 5 trucos para disminuir los residuos de plástico
Stock picture_woman with mask and laptop
Did You Know: Higiene en el trabajo