Planta de Lahr

La planta de fabricación de LIXIL en Lahr

la innovación se une a la sostenibilidad

Situado en Lahr, cerca de la frontera con Francia, en la Selva Negra, la planta de producción de LIXIL, profundamente arraigado en la cultura europea pero abierto a las últimas tendencias mundiales, es un centro de fabricación para la marca GROHE. Desde 1956, esta planta, en la que más de 750 empleados demuestran cada día su compromiso con la calidad y la satisfacción del consumidor, se ha ido innovando con el paso de los años. Cada año se fabrican en Lahr más de 6 millones de teleduchas, 2 millones de conjuntos de barras de ducha y 800.000 sistemas de ducha para la marca GROHE. 

Conocido como un centro de excelencia para la fabricación de duchas a través de LIXIL, aquí es donde se producen casi todas las duchas de GROHE comercializadas en todo el mundo. Gracias al tradicional ingenio y a la innovadora tecnología de vanguardia que caracterizan a la planta de Lahr, los sistemas de ducha de GROHE son los preferidos por los consumidores que aprecian su constante alta calidad y su adaptabilidad a las necesidades del mercado. La orientación a cumplir con las expectativas y cubrir las necesidades del consumidor es el ADN corporativo de LIXIL. Concretamente en la planta de Lahr, satisfacer las demandas de los consumidores es una prioridad absoluta: La serie Tempesta, por ejemplo, está diseñada para cualquier presupuesto, los sistemas de ducha SmartControl ofrecen experiencias de agua personalizadas e intuitivas, y Sense Guard, una solución doméstica inteligente que corta automáticamente el suministro de agua en caso de rotura de una tubería. 

El centro tecnológico de la planta de producción de Lahr se centra en tecnologías básicas innovadoras, como el sobremoldeado de plástico, y se presta una atención constante al desarrollo de innovaciones. En la implementación de todos los procesos, LIXIL, al igual que en otros centros de producción, hace hincapié en la producción respetuosa con el medio ambiente. En 2016, se puso en funcionamiento una central de producción combinada de calor y electricidad en esta planta. Garantiza la reducción de un total de 2.500 toneladas de CO2 generadas al año. GROHE inauguró su planta de galvanoplastia ampliada en la sede de Lahr en 2017, e introdujo en 2019 la tecnología PVD la cual no produce residuos, aumentando así el nivel de producción propia en la sede al tiempo que se centró en la sostenibilidad.