GROHE goes Zero

El compromiso de GROHE con la neutralidad del CO2 en la producción

GROHE se toma muy en serio su compromiso en la conservación y protección de nuestro planeta. Por ello, la marca ha trabajado continuamente en la reducción a un nivel mínimo de su huella en el medio ambiente, un viaje que comenzó hace más de 20 años. Acompáñanos en un viaje por los pasos que GROHE ha dado a nivel mundial para conseguir una producción neutra en emisiones de CO2 y cómo finalmente lo ha conseguido en abril de 2020. 

Todo comenzó con la fundación de la Dirección Central de Medio Ambiente en 1999, que sentó las bases para implementar gradualmente la sostenibilidad como parte esencial de la marca. En 2015, GROHE instaló su primera planta combinada de calor y electricidad en Hemer, Alemania. La planta de producción de Lahr, también situada en Alemania, le siguió solo un año después. En este caso, la energía eléctrica generada es capaz de cubrir todas las necesidades de electricidad de la planta. Con ambas plantas de producción combinada de calor y electricidad se pudieron reducir unas 5.000 toneladas de emisiones de CO2 al año. En la planta de producción de GROHE en Klaeng, Tailandia, sin embargo, se utiliza la fuente del sol obteniendo energía a través de paneles solares en el tejado, lo que reduce las emisiones de CO2 en unas 2.000 toneladas al año. 

Además de utilizar en todas las plantas de producción y los centros de distribución alemanes energías renovables en 2019, la investigación y el desarrollo son necesarios para reducir aún más las emisiones a lo largo de toda la cadena de valor. Por ello, GROHE construyó un laboratorio de pruebas de última generación en 2018, que refuerza la velocidad de innovación de las tecnologías de ahorro de emisiones en los procesos de producción, así como en los propios productos. Una innovación pionera es el método de impresión metálica en 3D, con la perspectiva no solo de aumentar el uso efectivo del material, sino también de ofrecer un nuevo grado de personalización para nuestros hogares. 

Para compensar el aún inevitable CO2, GROHE apoya dos proyectos en Malawi y la India. El proyecto en la India consiste en una central hidroeléctrica que ofrece energía no contaminante a la red de transmisión del norte de la India, mientras que el programa en África restaura pozos de sondeo para un suministro de agua limpia, potable y pura. Sin embargo, el objetivo final de LIXIL es reducir las emisiones de CO2 de todos los procesos, productos y servicios de la empresa hasta alcanzar el nivel cero en 2050.

Al alcanzar su objetivo de convertirse en una empresa libre de emisiones en su producción en abril de 2020, GROHE se convirtió en una de las primeras marcas sanitarias mundiales en lograr este hito, sentando así un gran precedente para toda la industria. Sin embargo, el viaje continúa con el siguiente objetivo: todas las oficinas de venta deberán ser neutrales en cuanto a emisiones de CO2 para el año 2021. ¡Intenta estar muy atento!