El asiento bidé manual de GROHE

Una mejora asequible para todos los baƱos

¿Has experimentado alguna vez la increíble sensación de utilizar un inodoro con ducha? Suele encontrarse sobre todo en hoteles o en oficinas y es una experiencia bastante diferente a la de usar un sanitario normal, al menos en lo que respecta al proceso de limpieza y en higiene. Las expectativas de un baño perfecto crecen cada vez más con la inspiración de los medios de comunicación de interiores y los programas de televisión sobre mejoras en el hogar, pero, naturalmente, no todo el mundo es propietario de una vivienda o está a punto de reformar todo el sistema sanitario de su casa.

La buena noticia: La sensación de higiene perfecta y la comodidad que proporciona una limpieza refrescante y sin papel ya no es algo exclusivo de las casas de nueva construcción o incluso de los hoteles de lujo. 

El asiento bidé manual de GROHE crea una zona de limpieza personal íntima y cómoda con una experiencia relajante y personalizada que se puede controlar y ajustar según las preferencias de cada uno. La fuerza del chorro de los dos cabezales separados se puede ajustar para la comodidad de cada usuario. La función de autolimpieza de los brazos rociadores garantiza una mayor higiene.  El asiento, que se acopla a la cerámica del inodoro, funciona sin electricidad

 ya que el chorro se acciona mediante una palanca lateral que funciona sólo con la presión del agua, lo que pone el control al alcance de la mano, para una limpieza eficaz pero delicada. Se han diseñado dos tipos de chorro distintos para la higiene masculina o femenina (brazo de ducha femenino).  Fabricado en Duroplast resistente, el asiento también cuenta con un diseño inmejorable para cualquier baño.